Argelia: Agencias de la ONU piden la continuidad de la asistencia alimentaria a los refugiados

Publicado el 25/02/2015
Etiquetas: ACNUR, Ayuda humanitaria, ONU, Sahara Occidental

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras agencias de las Naciones Unidas han realizado un llamamiento a los donantes para que apoyen las necesidades alimentarias de la población refugiada del Sáhara Occidental. Las agencias han alertado sobre la falta de financiación para cubrir las necesidades de la población durante la segunda mitad del año.

“Los refugiados saharauis viven en un área desértica cerca de la ciudad de Tinduf donde las condiciones son extremadamente duras y dependen en gran medida de la asistencia humanitaria para sobrevivir”, explicó la directora adjunta del PMA en Argelia, Francesca Caponera. “La suspensión de la asistencia alimentaria del PMA tendría un impacto severo en la seguridad alimentaria y el estado nutricional de la población refugiada así como consecuencias impredecibles para la estabilidad de la zona”.

El PMA realizó el llamamiento durante una sesión informativa celebrada hoy en Argel, al que se han sumado la Agencia de las Naciones unidas para los Refugiados (ACNUR) y el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF). El PMA se enfrenta a un déficit de 10 millones de dólares hasta finales de este año.

“La proliferación sin precedentes de emergencias humanitarias alrededor del mundo ha eclipsado la prolongada crisis de los refugiados saharauis y ha impactado de manera negativa en el apoyo de los donantes”, afirmó el representante de ACNUR en Argelia, Ralf Gruenert. “La asistencia alimentaria se ha visto particularmente afectada y, a menos que haya nueva financiación disponible, las Naciones Unidas se verán forzadas a suspender parte de su asistencia en julio de 2015”, indicó.

A través de su operación en los campamentos de Tinduf, el PMA suministra 90.000 raciones alimentarias generales y 35.000 raciones suplementarias a los más vulnerables cada mes. La cesta de alimentos incluye una variedad de productos básicos con un valor nutricional equivalente a 2.166 kilocalorías por persona y día, la ingesta diaria recomendada en este tipo de contextos.

Para hacer frente a la insuficiencia de fondos, el PMA ha comenzado a reducir el número de productos de la cesta de alimentos de nueve a siete, y ya no suministra judías y garbanzos. La ración del PMA ahora se compone de harina de trigo, arroz, lentejas, guisantes amarillos partidos, aceite vegetal, azúcar y súper cereal. Esto afecta a la diversidad de la dieta, algo que tiene una gran importancia para los refugiados de larga duración.

“Hay gran preocupación entre la población de los campamentos en lo que respecta a la reducción de la ayuda alimentaria, ya que sus mecanismos para hacer frente a la situación son muy escasos”, explicó Thomas Davin, representante de UNICEF en Argelia. “Las agencias de Naciones Unidas que trabajamos en los campamentos nos hemos unido para que estos refugiados no sean olvidados y sus necesidades de supervivencia sean cubiertas”, añadió.

El PMA apoya a los refugiados del Sáhara Occidental en Argelia desde 1986. En los campamentos de refugiados saharauis, las distribuciones generales de alimentos se combinan con actividades de prevención y tratamiento de la desnutrición y con un programa de alimentación escolar, cuyo objetivo es fomentar la asistencia de los niños refugiados a los colegios. Toda la ayuda del PMA en Argelia se lleva a cabo y es supervisada en colaboración con organizaciones nacionales e internacionales que garantizan que la asistencia llega a aquellos a quien está destinada.

Fuente: ACNUR